Esos rotitos que nadie entiende

-Orwell, tienes que ser buen estudiante no eres retrasado mental-

Así decía mi madre, con su tono aspero y agrio. Cuando tenía esos aires de consejera me irritaba, odiaba que ella estaba tan segura de todo en la vida, mientras yo tenía que enfrentar una manada de chicos fresas que alardeaban de los autos de su padre, del dinero de sus padres y encima sus buenas notas, que no eran de ellos porque las tareas las hacìan sus madres. En tanto mi madre nunca quiso ayudarme, ella tajante:

-Si yo lo hice sola, no veo porque vas a necesitar ayuda, la maestra tiene que explicarte bien las tareas en el aula.

Mamá ignoraba que todas las madres han nacido para hacer nuestras tareas, limpiarnos, solucionar los conflictos que creamos. Pero ella hablaba de la autonomìa, la suficiencia y un montón de consejos que de poco sirvieron.

Quería que papá me llevara a la escuela, o alguna tarde en vez de ver la silueta de ella en la puerta ver la de mi padre. El tenía un título importante, mi madre había salido de un barrio de mala muerte. Todos conocían a mi papá, le mandaban saludes, yo llevaba su nombre, pero mamá decía el otro. Apenas crecí ya fue momento de salir con mi padre, me llevó a las primeras cantinas, el primer trago, la primera borrachera, la primera prostituta. ¿Qué creían? un título no garantiza buena educación, solo garantiza que le gente crea que tu estatus es diferente, mi padre era como cualquier obrero de la carretera, mal hablado y vulgar, por eso mamá dejó de arreglar su cama y se fue a dormir a un cobertizo, se miraba feo por fuera, pero por dentro lo acondicionó como una gran habitación, tenía una fachada de mala muerte y por dentro podías encontrar golosinas ocultas. Mamá era limpia, pero no componía su mal genio.

Llegado el tiempo de enamorarme, ella no quiso entenderse con mi novia, solamente dijo:

-Imán de vagas y desordenadas, igual a tu padre, no deseo conocer a nadie.

Un día mamá solamente ya no estaba en casa, se perdió, yo era un adulto que ella dejó con un título, pero yo no sabía que hacer con ese papel. En casa nadie puso atención a las estrategias que ella tenía de poner todo en orden y trabajar. Así que por un tiempo viví en el lugar más sucio de todos, prostitutas y borrachos entrando y saliendo de casa. Aún es un misterio, mamá se fue por el mundo. No se si me hace falta, pero ella fue una mujer castradora, te mira con sus ojos congelados, no eras un ser humano frente a ella, te sentías como un bicho traspasado por un tenedor que cae en el fondo de su estomago, ese es mi recuerdo. Mi papá tirado en el suelo, con una prostituta vieja y hedionda al lado, él levantándose para ir a trabajar medio bañado, hediendo a resaca.

¿Cómo salí de aquellos arrabales? Aprendes con los vagos, te vas a cortar café una temporada, reunes todo el dinero, trabajas un tiempo en Costa Rica y desde ahí para España. En Costa Rica aprendí a ser menos ordinario, a fuerza, si quieres algo casual debes aprender a ser cuidadoso. Siempre buscaba muchachas campesinas, eran bondadosas, con cierto olorcito como a tortillas de comal, humito mañanero.

¿Donde estará mamá? No deseo verla, tengo suficiente con Elijah y sus miradas congeladas. No deseo enfrentar sus recriminaciones, su decepción. ¿No creen que es demasiada responsabilidad poner expectativas sobre una persona? Mamá tenía expectativas, yo prefería buscar a mi padre aunque fuese un borracho, putero y con tan mal gusto. No me sentía capaz de ser el hombre correcto que ella esperaba, aunque extrañe la silueta de ella esperando en la puerta, la maestra poniendo quejas sobre mi actitud distraída, ella enojada les respondía: -Lo traigo a la escuela para que le enseñe, no vengo a recibir quejas, sino puede dar clases renuncie. Me tomaba de la mano e iba orgullosa por la calle, apurada por algún trabajo que esperaba, me servía la cena, yo tenía la esperanza que papá llegaría temprano aunque fuera ebrio, la atendería o a lo mejor miraría una película conmigo, pasaban las semanas y él no llegaba, mi madre no hacía nada para retenerlo, su lema era: -Ningún hombre debe estar con una mujer a la fuerza.

Mamá nunca se imaginó como añoraba la presencia de mi padre en casa, ella nunca hizo nada para que él estuviera tiempo en casa. Un día cuando él estaba ebrio abordó el problema: -Tu madre tiene otro hombre.

¿Mamá con otro hombre? Nadie se iba a fijar en una mujer tan ordinaria -pensé- mamá no era un dulce.

-Papá si está seguro que ella tiene un hombre, ¿porqué no la deja libre? así nos quedamos solos en casa.

Era mi oportunidad, creí que si estabamos solos él estaría más tiempo conmigo, la culpable de su ausencia era mi mamá. Ella se fue y a los meses entendí, papá era un ser ocioso y vago. Yo no le importaba, ella nunca le importó, solo quería que se fuera de casa para seguir con su vida desordenada.

Un día lejano y cerca en mi infancia, mamá llegó del trabajo, se sentó en una silla para verme jugar. En el jardin me gustaba cortar las flores, las revisaba, sacaba unas pequeñas pelotitas que luego ponía en una copa, no se cuantas flores sacrifiqué en mi afán de llenar la copa. Ella sonreía, era temprano, apenas empezaba a atardecer cuando dijo: -No quiero perderme tu infancia, será lo único que me quede cuando ya no pueda verte. Corrí a abrazarle las piernas, yo metía la cabeza entre sus piernas, luego ella me levantaba y me sentaba, le decía que tenía hambre, me gustaba quitarle su comida, ella la daba aunque no hubiese comido otra cosa. Finalmente me dormía, así me cargaba hasta la cama y dormía profundamente, ella olía a lavanda, a veces a rosas, le gustaba la frangancia de jazmines, cada mes se inventaba algo diferente, su ropa tenía olores suaves. Las sabanas limpias tenían olor a lavanda y sus pies tenían olor a crema contra hongos.

Un día mamá se fue y yo sigo sin valor para enfrentar sus ojos congelados… Un día papá murió y que tarde que lo hizo.

LEY DE LO RIZOS, FRACTALES DE DURACIÓN

Interesante, la sexta ley del caos, de los rizos fractales.

Giovannini Alexis - IMD 2013

Esta sexta ley se refiere a la dificultad de utilizar adecuadamente el tiempo en el mundo “moderno”. Se cuestiona la desaparición de sus cualidades e invita a reconectarnos con él, a vivir el tiempo de manera creativa y no con el tic-tac del reloj. Para lograrlo tenemos de dejar atrás la creencia de que el tiempo es una línea recta y reconocerla como una línea fractal, con giros, curvas y arabescos. El tiempo, al igual que los fractales son autosemejantes, se curva, se vierte, se separa, fluye…basta escuchar una buena melodía para entenderlo o recordar un sueño eterno que tomó solo unos segundos al cerebro recrearlo.

8

Esta ley se puede ver reflejada en obras de Frank Gehry, donde generalmente se ve la parte creativa del diseñador trabajando con superficies curvadas, haciendo destacar a la obra del entorno

Ver la entrada original

Los «aislados en Colony»

Todo comienza con el arribo a los Angeles, Will y Katye representan el típico hogar norteamericano, él es al arquetipo del héroe y ella la heroina, una combinación entre Artemisa y Atenea. En la actualidad la mujer debe ser exitosa en el hogar y fuera de él. No se si la actuación sea la mejor, son rostros nuevos para mi procesamiento. Sin embargo, enfoqué mi atención en Alan Snayder, típico sujeto que resprenta a esa persona que en todas partes cae de pie. Sabe utilizar oportunamente los recursos de información que obtiene para mantenerse con un «soplón necesario» en las altas esferas de poder.

Los red hats no son nada nuevo, en el 2018 que terminó la serie, pudimos ver desfilar a esos seres vestidos de negro como sompopos guerreros, en toda América Latina, sofocando movimientos y manifestaciones, en Nicaragua, Ecuador, Chile, Francia. Aquí no cabe decir que la ficción y la realidad fueron mera casualidad de quien paga por la serie.

La serie es educativa, permite a quienes tienen acceso a las producciones de neflix, ver como la población es dividida por estratos. Los enfermos de diabetes o enfermedades terminales sufren una especie de eutanasia, la población sana de bajo nivel es enviada a una fábrica lunar donde extraen material radioactivo, otros son parte de los red hats, las familias en reserva tienen algunos privilegios en la ciudad de los Angeles, mientras los que dirigen el gobierno de parte de los extraterrestres viven en la zona verde.

Se ponen a prueba los sentimientos más buenos y los mezquinos, las emociones, el amor materno, el amor paterno, la sexualidad como comercio y una serie de valores propios del mundo capitalista. Incluso queda al descubierto el trasfondo de la personalidad de los mal llamados revolucionarios (un día me tomo tiempo para explicar el concepto de revolución).

Es interesante el concepto de «aislados», tomado de la vida real. Una vez que has sido militar pasas a tener un expediente que no expira hasta que mueres, en cualquier contienda eres un sujeto susceptible de ser llamado a servir o para ser controlado, nunca vuelves a tener paz, ni que te metas al fondo de la sompopera. En esta distopía todos los ex-militares CIA, FBI, Ejército, son «aislados», metidos en pequeñas capsulas para prepararlos como futuros defensores de la segunda oleada de alienigenas. Sucede que los primeros extraterrestres tenían enemigos más poderosos y los humanos son el primer frente de guerra contra sus enemigos. Todavía no me explico como puedes unirte a quien ha exterminado a toda tu especie, para luchar por su guerra, pero nada más lejos de la realidad actual. Terminamos peleando las guerras de nuestros enemigos.

Es importante analizar al héroe que no es una persona completamente buena, frente a las circunstancias obedece al instinto, la mujer no es completamente honesta y sucumbe a sus deseos de protagonismo, lo cual pone en riesgo a toda la familia. El antihéroe hace acciones buenas según sea posible, pero solo se le reconocen los hechos funestos. Queda al desnudo la forma de hacer política norteamericana, será porque no conocen otra.

Es una serie creíble, toman muchos aspectos de la vida real y los proyectan hacia ese futuro cercano, el ser humano no está preparado para sobrevivir, considerando que sus hábitos de rebaño, ir donde va la manada y donde le dicen que tendrá cubierta todas sus necesidades no le permiten tener sentido común, no sospechan que sus gobiernos toman malas decisiones, que son seres humanos susceptibles. Nuevamente deja la incognita ¿El instinto de supervivencia es más determinante que todos los otros?

¿Porqué los aislados? Ellos irán descubriendo lo anormal, puesto que son personas atípicas, no seguirán al rebaño, serán inadaptados y cuestionaran cualquier asunto por normal que parezca. Aunque finalmente se sacrifican por el grupo y tienden a ser unidos en determinadas circunstancias, cuando el problema es resuelto se separan, es lo que llamaríamos una inteligencia de partículas controladas por la ley de la gravedad, una vez que el centro de atracción desaparece las particulas se disgregan y otras mutan.

Me queda una incógnita ¿Porqué el niño que aprende a ser delincuente desde la infancia no se readapta? ¿La niña también es aislada por una cuestión de linaje? El linaje está presente en el tema familiar, como los hijos aprenden por imitación y poco a poco van expresando la inteligencia heredada de su familia, se conjugan el asunto de la educación intrafamiliar y la transmisión consanguínea. Estos últimos son temas cuánticos. ¿Pero porqué la cuántica se asocia a inteligencia extraterrestre?

Escape de la realidad

Cuando salí de Choluteca, hacia el Salvador, quería solucionar todas mis crisis existenciales. ¿Voy a enamorarme otra vez? Pero una vez que llegas a España te das cuenta que eso no es importante, que es más dificil encontrar quien te acompañe, la soledad es una constante en ese viejo continente. Mientras en Honduras te preocupas por conservarte vivo, en Estados Unidos la discusión es el «Placer», ¿Qué te genera placer?

Un placer genuino es «cagar», «orinar», «comer», «coger» y otras cosas que no valoras solo cuando hacen falta, por ejemplo correr, atrapar una pelota, abrir los ojos en la mañana y no tener más sueño. Dormirte cansado y no despertar hasta que la luz del sol te atrapa. ¿A quién se le ocurre que los lugares públicos generen placer por ellos mismos? Claro que no, te gustan porque ahí hay más gente, la energía positiva se propaga, puedes disfrutar mirando la felicidad de otros, simplemente acercarte a la fogota inmensa allá por Baltimore y sentir el contacto de otras personas. Eso es placentero.

En mi caso, poco placer siento junto a Elijah, ella está cansada todo el tiempo, trabaja, trabaja, trabaja y reza, reza, reza… No se si estaba enamorada el padre o aún piensa en su esposo. ¿Quién siente placer si su pareja no da seguridad, ni sonrisas? Ella tiene una mirada congelada, miranda millas recorridas, sin hablar de nada.

Me gusta la gringa que vive en la bonita casa de al lado, se levanta a correr junto a su perro, lleva unas pequeñas bolsas para levantar la mierda del perro. Corren juntos y si de casualidad me encuentra dice sonriente: ¡Hello! Mr- Orwell. No tiene una mirada congelada, su edad madura, su pelo entre cano y rubio. Ya se lo que pueden decir: -Es que ella no tiene tantas millas recorridas. Yo tampoco quisiera tantas millas recorridas, por eso me gusta la gente que no la tiene, pero se que están en un escaparate de cosas que solo puedes imaginar pero no tocar. El valor de Elijah está en sus millas, en esa mirada congelada que retiene todo el dolor que no me cuenta, ni yo le pregunto, porque esas confidencias nos harán tener lástima el uno del otro, no se puede, ambos tenemos que vivir en este primer mundo, condenados al sotano.

Me hubiese gustado ser pintor, tener lindos paisajes que contemplar y ofrecer a Elijah ¿Porqué no? Pero el mejor paisaje es una tiniebla deslumbrante, que no puedo presentarle y a lo mejor una naranja de valencia traída del mercado orgánico. Amo las naranjas de valencia, me recuerdan el olor de la noche y la sonrisa de las mañanas. Un día lejano en patria ajena, la extraña lengua de los africanos y sus alegres aljaracas al lado de la hoguera. Por eso me gusta la enorme hoguera a la orilla del agua, veo hacia el fondo de la llamarada y ahí está la sonrisa. Okey, vive en mi la nostalgia y no es posible despedirla, porque siempre veo hacia atrás igual que Elijah y añoro lo que no está, que ya no es mío. ¿Porqué me es imposible construir en el presente o imaginar un buen futuro? Todos creemos que la ciencia ficción está en el espacio o en la distopía de grandes colonias con entes domésticados. ¿A nadie se le ocurre que cada humano tiene su propia ciencia ficción en la vida? A mi por ejemplo me gustaría viajar entre dimensiones o conocer el secreto del oro en la profundidad de la tierra. Cuando estaba pequeño y mi perozoso padre no llevaba comida a la casa, soñaba con una mesa abundante y tener botas nuevas, esa era ciencia ficción, imaginar como podía inventar una medicina que le quitara la pereza a mi padre y lo grosera a mi madre. Nadie sueña con tanta ciencia ficción, sino aquel que desea cambiar su propia realidad y no puede.

A veces una simple naranja o la intensidad del fuego, puede ser ciencia ficción, todo depende de la época y el lugar donde te encuentres.

Elijah y el cordero sufriente

La revolución venozolana ¿hace cuántos años? no tengo conciencia de como Chavez llegó al poder. Fue en 1998 y en el 2002 ya teníamos el golpe de Estado. Con mis 25 años, estudiante de lengua hispana, antes tenía asegurada una plaza como maestra en el colegio, pero ese proceso iba rápido. De pronto todos teníamos que ser militantes para tener derecho a un empleo, jurar lealtal absoluta a un comandante. Yo estaba demasiado grande para asimilar el discurso, a los más pequeños no era dificil engañarlos.

Católica por vocación y una familia muy devota, el padre Manual de la parroquia, en el distrito donde vivía en Mérica se ocupaba de enseñarnos organización cristiana, así nos llegaban alimentos, ropa, medicinas, distrito muy pobre. Todavía su recuerdo su sermon sobre el sacrificio del cordero. Nos visitaba casa por casa para ver nuestras necesidades, estabamos trabajando en la iglesia, queríamos levantar la torre del campanario y después hacer el aula del catecismo. La revolución se sentía más en Caracas, soldados, el sistema de la burguesía derrumbandose. Por lo visto son necesarias las revoluciones para reacomodar las esferas de poder económico. Chavez no era hombre de hablar a medias, era un sujeto que mandaba a matar sin miramientos a cualquiera, tenía complejo de Che Guevara, este tipo hizo más daño muerto que vivo. Van por el mundo un montón de retardados con boina rindiendo pleitesía a la apología del crimen, no puedes arreglar la sociedad con más muerte.

Por fin, las casas de cartón ya no eran tan tristes, todos se dieron cuenta que tan frágil puede ser tu palacio, no importa si es de concreto. Las revoluciones no son ese cambio social que la gente cree, por lo general son delincuentes peleando con otros delincuentes, es como decir que se enfrenten los del cartel de sinaloa contra los del cartel de guerrero ¿algo así? No estoy al tanto de los carteles, lo cierto es que los revolucionarios partidistas se convierten en mafia que trafican con todo en nombre del pueblo hambriento, hacen que el pueblo se sienta hambriento y sediendo. Ahora entiendo el sacrificio del cordero.

Recién me casé con Melvin, mi novio de los 20, 21, 22, 23, 24, 25… era todo en mi vida. Un día mi hermano solo desapareció, dicen que los militares de Chavez se lo llevaron ¿Cómo le dicen? olvidé muchas cosas. Los hombres que no se declaraban militantes iban desapareciendo, por cualquier razón. Una noche el padre Manuel nos visitó, quería que las mujeres nos organizaramos para la misa los jueves, cantar, arreglar, pedir la limosna y elegir a las futuras catequistas. Fue la última vez que lo vimos, llegaron a la iglesia a traerlo, lo tuvieron unos días en Caracas, después lo expulsaron a Colombia, donde él nació. Muy joven el padre, hablaba mucho de la teología de la liberación y todas esas razones por las que estaba en nuestra comunidad.

Después de su expulsión Melvin se quedó sin trabajo, mi madre dijo que se irían con papá a vivir en Caracas cerca donde unos parientes, podían conseguir empleo haciendo limpieza en el hospital, después de todo eran simpatizantes de Chavez y no les era dificil obedecer ordenes. Mientras Melvin y yo decidíamos ir a Colombia, en busca de otra vida. Aquello iba para largo.

En el camino nos extraviamos, caminamos mucho, una mañana Melvin amaneció dormido y con mucha fiebre, le costaba respirar, me di cuenta que tenía neumonía y decidí dejarlo abrigado para ir a buscar sola medicamento. Encontré gente del ejército colombiano, me preguntaron de donde venía, les expliqué que mi esposo estaba enfermo y lo dejé en el camino. Regresamos a buscarlo, pero ya no estaba vivo, a como pudieron lo dejamos enterrado en el camino, pusimos una cruz de madera. Así quedo el amor de mi vida, tirado junto con mis ilusiones a una orilla del camino. La revolución tira por el retrete todos tus sueños, es una avalancha trituradora de vidas, se alimenta de todo lo sano que tiene el ser humano, el amor es una baratija que no le importa.

Llegué a un albergue, ¿Tienen idea lo que es un albergue de refugiados? Seguro que no, ustedes viven en le enajenación americana. En esos lugares se trafica de todo, ya estamos en el fondo, tienes que ingeniartelas para salir pronto de esos lugares, así que empecé a preguntar por el padre Manuel, fui a la parroquia más cercana a ofrecer mis servicios gratuitos, las monjas me dejaron cuidar el jardin por comida y para dormir hacía la cena de todos. Fueron días de luto, ellas me ayudaban con mis lecciones para convertirme en maestra de catecismo, pero la tristeza te corree, no te deja espacio para la estabilidad. Me fui sin rumbo, arrimada a cualquier parte, trabajando en limpieza o haciendo lo que fuera llegué a Panamá.

Muy poco nos quieren en en otros países, nos miran como una plaga. Las mujeres panameñas no son buenas amigas, así que salté a Costa Rica, ya llevaba cinco años vagando. Salí en el 2005 de Venezuela. Costa Rica no me trató mal, encontré una iglesia donde entré a trabajar haciendo limpieza y por la noche dormía en un asilo. Siempre llevo la foto de Melvin en mi cartera, solia soñar con nuestras noches en Mérida, el matrimonio comenzando e intentando hacer de nuestro pequeño hogar un nido amoroso. Él era lo que una mujer desea sentir en un hombre, amor, solidaridad, cuidado, lo demás llega por sí solo, él nunca dejó que faltara nada.

La crisis se puso mal en Costa Rica, migrantes de todas partes llegaban, por fin dijeron que era fácil pasar por Nicaragua y era cierto, cualquier nicaragüense te pasaba por Rivas e ibas directo hasta Honduras sin ningún tropiezo. Pasé por toda Centroamérica y finalmente el reto de todos, México, pero no es complicado si cuentas con la ayuda de la iglesia, en todo mi viaje estaba Dios, mis clases de catecismo y mi habilidad en la cócina, así fue como aprendí sobre tacos, este el país donde todo lo resuelve a tacos. Los mexicanos no son hombres amables, raros, si ves uno piénsalo dos veces, yo solo conocí a uno que me inspiró confianza, me buscó albergue en San Luis de Potosí y ahí estuve con su amigo gay, un chico dulce y simpático, solo es que no creen en Dios, no entendían mi obsesión por ir a la iglesia, no sabía donde más encontrar trabajo.

Si haces base social en México llegaras a cualquier parte en USA, solamente tienes que haber perdido el amor de tu vida, haberlo dejado a la orilla del camino, para saber que perder la vida puede ser la mejor ilusión que se te ocurra, vale madre que te maten en México, pero en mi estado ni los perros ladraban. Así que llegué a cierta zona de Florida, que Estado para los arrabales con esa vocecita cubana de la gente por todas partes ¿Oigan, es que no pueden aprender inglés en vez de remedar ignorantes? Uno va para USA y si no puedes aprender otra cosa, por lo menos aprende el idioma, un «help me please» te saca de problemas.

¿Cómo me hice ciudadana? Sencillo, te casas y le pagas a un negociante de esos que abundan en este lugar, no se imaginan cuanto haragán crían los nuevos americanos en ese Estado, me casé con Kelvin y mes a mes le pasaba un salario, hasta que primero salió la residencia y fuímos a divorciarnos, porque en serio, un Kelvin con acento cubano es suficiente en mi vida, en USA debes aprender que un tipo con acento cubano por lo general te pondrá a que le beses las nalgas, aunque no era mi caso, pagaba por el negocio del chico, un joven de 25 y yo subiendo a los 33. Si era una travesía de años, solitaria, sin afecto. Cuando apareció la oportunidad de ir a trabajar a Manasas, en un restaurante venezolano, no lo pensé, monté en un tren con mi residencia en mano. Viaje 28 horas, pasando por Giorgia. En Manasas conocí a un Salvadoreño, Alcides. Mantenía a su mujer con matrimonios de negocio, demonios ¿Cómo no investigan tanto boludo que se casa? Me casé y lo mantuve para mientras llegaba la ciudadanía, a veces ganaba bien haciendo mandados para unos señores, entregaba los paquetes y por lo menos ya tenía para pagarle al tal Alcides, quien tuve que irse el día que hice mi juramento de ciudadana. A Dios las gracias por estar en este hermoso país de bondades, donde pagas el aire que respiras y le sonríes a todos en las mañanas, sin que llegues a conocer a nadie.

Encontré deambulando a Orwell, un buen tipo que nunca recuerda de donde vino o para donde va. No lo amo, pero es sano tener una pareja permanente, aunque no se me quita la costumbre que adquirí, un amor estacional cada tres meses. Es que digamos, Orwell no tiene las energías de Melvin, no es Melvin, ni siquiera para proveer, cuidar, llegar a traerme al empleo. Él cree que soy autosuficiente, pero es que no toleraría a un hombre esperandome en cualquier parte, esperarme solo lo puede hacer Melvin, lo extraño cada segundo.

¿Cual es la rutina de Melvin? Hace lo estrictamente necesario para pagar renta, servicios básicos y el internet. No puede estar si ver ciencia ficción, masturbarse frente al equipo de Holanda mirando las nalgas del portero ¿ya vieron que duritas? Ese portero pelón de Holanda está como paco, se lo dije a Orwell y sin saberlo se masturba frente a él, mientras yo hago lo mío pensando en Melvin. A veces nos juntamos y tenemos algo de sexo, pero ya él está entrando en esa edad donde solo lo haces una vez al mes o a los dos meses, se que no es infiel más allá del portero.

Lo más romántico que hacemos es compartir el chiplotle de la cena, no haría la grosería de comer sola en el camino, en todo caso el garantiza compañía, no es abusivo y a veces trae flores silvestres para la habitación, eso me da entender que tiene alguna parte humana que aún no muere. Yo soy Elijah, la hija de Isaac, el cordero sufriente, que un día se marchó a buscar mejor vida en Caracas y lo mataron durante un tiroteo.

-Mami, Elijah no es mala mujer, ¿Porqué Orwell no la quiere?

-Los sistemas los volvieron personas rotas, pérdidas en el pasado, son héroes de la vida añorando como la mujer de Lot el pasado.

-¿porqué les suceden esas cosas?

-Porqué son millones de esclavos y servidumbre las que necesitan en estos trabajos, necesitan gente escapando de todas partes, con una mala capacidad para asimilar sus propias emociones. Las emociones son la tela de araña que más incautos pesca. Cuando entendí eso mi vida se resolvió, no soy la gran madre estable, pero cada uno encuentra lo más apropiado para vivir.

-Hacia donde llevas a ¿Orwell y Elijah?

-Hacia donde ellos quieran, la imaginación indique y mis ganas de practicar en primera persona inspiren.

-Si sabes lo que es extrañar Mita, cuanta inspiración le pones al Melvin.

-Extrañar… me gustaría no extrañar tanto Mita, pero soy de esas que extrañan hasta los zancudos que me hartan.

Las motivaciones de Orwell

No es fácil ser Orwel, un aspirante a escritor que sigue sin salir del closed, es una analogía. Tengo tantas iniciativas de novelas escritas, nunca me atreví a publicar una sola. Prefiero la ciencia ficción sobre todos los temas, ahí estás en terreno libre de especular, nadie te dirá que es mentira porque todos están seguros que lo es, aunque sea la más cierta de las verdades.

Soy un tipo medianamente bajo, un poco cabezón, lleno de ideas literarias, sin pertenecer a un círculo, opino que en mi caso no tengo esa necesidad de pertenencia a estos grupos que tienden a ser elitistas, cerrados y un poco deshonestos. Sin embargo, cada cual puede obrar según le apetezca. No soy afortunado con las mujeres, estoy seguro que Elijah ha tenido muchos amantes, sin embargo todavía no encontró quien le ayude con el pago de las cuentas, por eso le importa casi nada que me masturbe frente a los partidos de futbol, no es dificil hacerlo, sobre todo si tienen una docena de cervezas al final de la noche.

Mi único hijo quedó con aquella joven de mis veinte años, ella prefirió no ponerle mi apellido porque encontró un hombre con más estabilidad económico. ¿Lloré? No. Nunca me visualicé como padre, no lo extraño, ni deseo conocerlo ¿tiene sentido cambiar la vida de alguien solo porque un día te nació el deseo de una paternidad en la búsqueda de emociones desconocidas? No se nada de mi familia, tampoco la extraño y lo más parecido a un afecto es dar de comer a las ardillas, aunque ellas se las ingenian para comer cualquier cosa.

¿Cuándo decidí ser escritor? Escribía siempre, a manera de diario escribía sobre mis compañeros de clases, cada uno de ellos tenía una historia diferente, el padrastro, la madrastra, el padre ausente, la madre soltera, la abuelita enferma… La vida era tan común durante la escuela, que no tenía deseos de repetir sus historias, por eso no dude en salir a refugiarme en España cuando Lilliana me puso los cuernos. Hace varias décadas de esa historia, no la supero, mi amor por las tinieblas duró poco tiempo y una tras otra solo han llegado Elijahs a mi sexualidad asociativa. Es bueno tener algo fijo en casa, no es bueno andar huzmeando en los barriles, no soy bueno en esa vaina.

Un tipo pragmatico, algo vacío, sería incapaz de escribir una novela con nostalgia. Me aburro muy pronto, me hastía la rutina en casa, por eso suelo desaparecer por algunas semanas y regresar en la búsqueda de mi rincón de escritor, creo serlo en el momento que escribo.

Un día fui a la sala de la biblioteca para leer algo de mi autoría, pero que dificil es hacerte escuchar entre la supremacía blanca, asistí varios días a escuchar sus lecturas, es un ejercicio para niños, todos leen sus pequeños cuentos infantiles, desean que niños y niñas lean sus obras sobre la mariposa, el perrito sucio, la ardilla loca. Mientras aprovechaba para saludar a una de las asistentes de biblioteca, una morena Puerto riqueña, de hermosas pompis y pelo amarillo. Duró poco el idilio, un día de tantos llegó su novio a traerla, me despedí de aquel lugar y no he regresado.

-¿Qué más deseas saber Serpentis?

-¿Porqué miras hacia nuestras constelación con tanta insistencia y escribes sobre viajes hacia ella?

-Probablemente porque estoy aburrido de este planeta, quisiera ir lo más lejos posible, hago viajar a Orwell el navegane de neptuno ¿Te parece un buen nombre para la novela?

-Viajar por el universo es aburrido y solitario, pocas cosas para emocionarte, aquí hay más humanos ¿porqué no los conoces?

-La gente es la misma en todas partes, encontrar la excepciones es lo imposible.

-Si, ustedes son todos iguales, aún no se que hago con un Orwell hastiado y apático frente a su propio destino ¿Tienes algún gen atrofiado?

-Seguro heredé la pereza de mi padre y la desfachatez de mi madre. No tengo otra respuesta.

Mita escucha a mami, aprovecha para tirar la cuchara al suelo y ver como Mami la levanta, pero esta vez mami no se agacha, la levanta y la lleva al jardin para dormirla, antes de dormir:

-Mami ¿Te das cuenta que te pareces a Orwell?

-Por ratos Mita

-Si, solo por ratos, porque he visto como molestas a Raquel y lo disfrutas ¿Eso de ser republicana se quita? Escuché que te reunirás con una amiga democrata en los próximas días ¿le contarás a mamá? Ella estará emocionada.

-La amiga ya tiene una edad avanzada, esperemos que no regrese cansada de su viaje en búsqueda de hongos y su contacto con las montañas de Yellowstone Park, explorando Madison County, muy feliz junto a su esposo.

-Ahora a dormir Mita, ya dejamos en primera persona a Orwell cabezón y aburrido.

Comprender del dasein

-Golobina ¿Tendremos promoción este año?

-No se mamá, química analítica está por ser reprobada, el maestro no acepta mis tareas, dice que tengo que salir con él una noche antes de poner la nota.

-Entonces no hay promoción.

-Las otras chicas van ¿Crees que es mala idea?

-Mejor estudia para un examen de suficiencia, poco o nada tiene alguien en el cerebro que necesita reprobar a una chica y obtener sexo casual, es acoso hija.

-¿Alguna vez te acosaron?

-Muchas veces, pero fui de mecha corta, iba con cuchillos, machetes y ya sabes… Una vez le pegué a alguien con una piedra, otra vez tiré a un tipo sobre unos sacos y lo patee, la peor fue cuando casi me matan. Aquì estoy viva para decirte, cuando alguien te acosa ataca y huye, por lo general son cobardes.

-Mamá ¿Acosaste a alguien alguna vez?

-Solo una vez, pero por razones de sobrevivencia y conciencia, tenía muy mala vibra en mi interior.

-¿Me quieres contar?

-No eres mi psicologa, pero puedo decirte que lo hice y ahora a la distancia, poniendo esa palabra «acoso» en mi mente, me siento mal, pero debía despejar mis dudas. El señor se acercó, me parecía un sujeto agradable, si retorno a su imagen original me sentiría enamorada de alguien tan generoso, esa es la palabra correcta. De pronto un día amaneció insultandome, ya no quería hablar conmigo y fue así como lo empecé a acosar. Quería que me dijera lo que sucedía y nunca obtuve una palabra. Creo que no merecía sus insultos y de todos modos no obtuve mi respuesta. De su familia poco o nada me agradaba, pero nunca lo juzgué por su familia, sino por sus maneras tiernas. En su interior parecía tener dos personas distintas, una dulce-cariñosa y otra pasivo-agresiva, capaz de desprestigiarte a cualquier costo.

-¿Te hace sentir mal ese recuerdo?

-Te sientes mal cuando tienes que hacerlo para obtener una respuesta, me obsesioné con el asunto, porque en el fondo también le tenía miedo, pero a luz de restos mortales aún tengo algunas dudas que se quedaron sin respuesta. He tenido otros amigos, pero cuando los veo cansados de mi persona solo me retiro, ya no siento apego por nadie y me hago entender muy bien sino deseo ser llamada o atendida por una persona. Aprendí a ser inteligente en eso de no involucrarte con personas desconocidas, no debes crear expectativas para que no te acosen, sino eres deseada en una parte pasa de lejos.

-¿Cómo sería tu vida si aquel señor no hubiera llegado?

-No se, el hubiera no existe, lo cierto es que soy mejor persona después de esa experiencia y no lo recuerdo por las groserías, sino por el primer lindo gesto que tuvo una noche, nadie me había preguntado si podía hacer el favor de esperar y él preguntó… Me siento en armonía con su recuerdo, lo que se quedó sin explicar, por algo fue.

-Si mamá, ¿Puedes esperar un semestre más para la promoción?

-No importa, hoy me preguntaron si el título es importante, estoy segura que no, porque cuando sabes algo eso es tuyo, cuando perteneces a algo es tuyo y el título solo certifica un grado, no eres mejor persona por eso. Mi amada Golobina, deberás aprender que ponerse en los pies del otro, no solo es para el dolor, debes ir preparada para encontrar a la victima, el victimario, el acosado, el acosador, lo bueno y lo malo, somos un compendio de virtudes y cosas no buenas, no esperes perfección, solo humanidad. Olvida al maestro y no llegues a su clase, sería buena idea incribirla en un curso aunque paguemos un poquito más.

-Ya…

Las formas de amar

Está en el sotano donde vive con Elijah, no la encuentra, dejó una nota donde dice: -No dormiré en casa, estaré en casa de una amiga. Orwell deja el dijero en un ganinete de la cocina, se va a dormir. Al día siguiente debe regresar a Maryland, dejó sola a la chica con pocas para comer. ¿Cuántos años tiene de vivir con Elijah? No lo recuerda, será allá por la época del huracán en Florida, no, fue años después cuando regresó de España.

Se fue acostumbrando a su presencia, lo ordinario en ella es la constante, preocupada por la casa, los servicios y esas frecuentes salidas con la amiga que nunca conoce. Es una buena compañera solidaria, pero no es amor genuino lo que siente, ese toque de ternuna femenino que no encuentra lo aturde. Aunque sin ella no sería capaz de vivir en este mundo. El amor es una vaciedad, algo para torpes. ¿Algunas vez se sintió torpe? Si, cuando tuvo a su primera pareja, él iba corriendo al trabajo para proveerla de todo, la invitaba a salir y ella nunca estaba de humor, se ilusionaba cuando pensaba en llevarle todo el dinero que ganaba solo para tener una noche de amor en paz, ella también era demandante. Sin embargo, la amaba tanto, que el día que la encontró con otro hombre en la cama, no fue capaz de matarla, lloró por años, se hizo un judío errante y así llego a España.

Trabajaba en un pueblito cerca de Barcelona, la ciudad de las uvas y las naranjas, increíble, conocer de primera mano la esclavitud negra ¿Quién dice que ya no existe? A poco creen que tanta guerra en Africa no es provocaba con fines de obtener mano de obra barata, la OIT llama peores formas de trabajo a lo que sucede en la pobrería de América Latina, pero no cuentan el secreto publico, la cosa pública, arriar manadas de personas condenadas a la indigencia por las guerras es la mejor manera de esclavizarlos y no tener que darles casa, alimento, salud, ni nada de nada, cabrones estos catalanes, italianos, portugueses, españoles… Amargado, pendejo y despechado, cortando naranjas de Valencia en Barcelona, durmiendo amontonado con la barbarie africana, así conocí a una chica negra tan azul como una noche estrellada, con un pelo negro abundante. La vida del errante, el rincón más oscuro puede ser tu salvación y fuente de calor encantador. Aún recuerdo ese olorcito a naranja de valencia en mi camarote, con sabor dulce-ácido en mi boca, Nuizabech fue dulce y aguerrida, en su nombre van todas mis inspiraciones, lo más hermoso que traje de Barcelona fue su recuerdo.

Después de Nuizabech, todo ha sido regularmente igual, mujeres con quien compartir gastos y apartamento, sus frecuentes salidas a dormir con amigas, ni me enterarse si duermen o no duermen, siempre es posible ponerse el casco y a ver un partido de futbol, eso se aprende en Boston o Arizona. Total, las necesidades son inherentes a todo ser vivo, un cientifico dijo que el sexo es más importante que comer, seguramente no vivió mucho tiempo, a mis casi 50 solo van quedando los recuerdos reinventados y una Elijah para encontrar o no en fin de semana.

En la computadora: Elijah piensa (no tengo intenciones de dejar muda a las mujeres), ¿Me amará Orwell? Porque viaja con tanta frecuencia a otras galaxias, es verdad que para tener vida en neptuno necesitamos trabajar duro, pero por lo menos debería desear verme. A veces creo que no desea verme, me veo tan ordinaria, pero no puedo ser otra, así nací y ¿Cómo sería un colibrí, si me cruzaron con una serpiente? En mi esencia está que el colibrí es para comerse, a lo mejor quiere un plumaje de ruiseñor y siseo… Orwell no me ama, si supiera que por amor no me he tragado su cabeza, también parece estar vacía bajo ese casco. Soy una vergüenza, ni como mujer puede tener a alguien que me ame y debo estar exilada de mi especie por escoger a un humanoide rarito, distraído y con lenguaje de ordas rusas. Humanoides como este creen que una no ama o no necesita sentirse amada, nunca sabes que les importa, seguro que a él solo le importan sus herramientas, la nave…

-Mami, podemos irnos a dormir? Creo que estás pensando en los problemas del planeta. Dice papá que cuando estás trabajando debes enfocarte, que no puedes pensar en amor todo el tiempo, porque de lo contrario no sería posible amarnos, sin dinero no es posible vivir en el planeta.

-Mita, la humanidad es injusta, brinda tanto amor a unos y falta tanto en otros, que el abismo entre ambos es impasable. Pensaba en ese hombre que dejó todo su amor en la primera apuesta y no dejó nada para quienes lo amaron, hasta le parecían horribles, porque seguramente él sentía que no era posible que alguien lo amara… Cosas del cerebro humano, tan fácil de extraviarse con las emociones cuando no sabes como administrarlas.

-Mira quien habla, ¿Eres experta en amores? Mira que el viejito ni te pela.

-Ja ja ja… Es parte del amor mi ángel, aprendí que puedes amar de mil maneras… Yo no soy Orwell, mira que ese personaje se desespera por salir el molde… no atino a escribirle en tercera o primera persona.

Perspectivas conceptuales y gramaticales

La gramática es una enorme berenjena, combinada con tomates, cebollas y aceite de olivas, deja tu estomago con la sensación de haber comido algo alastaso que cae pesado, duele y alborota el hambre a la media noche. Orwell escribe, mientras escucha dormir a la chica que encontró tirada, acostada en la cama, completamente desnuda, limpia y con aires de inocencia. ¿Pueden imaginarse al quinto elemento cuando cae en brazos de Bruce Willis? Creo que si. Pero no es la misma imagen, es una niña de 18 años, no tiene rasgos arios, es morena como el carbón y con el pelo rostizado, claro que es bella, su piel bañada en nacar y sus enormes labios negros. Recuerden que la belleza es relativa, no todo lo blanco es bello y más vale negra bien bañada, que amazonas en venus tirando a reciclaje.

No fue malo el día, limpieza de dos casas, 200 dólares, los otros 100 le quedaron al jefe, pero si continuan así algo habrá reunido para el fin de semana. No tiene intenciones de regresar donde Elijah sin el dinero del alquiler, 800 dólares por el sotano, por lo visto los inquilinos anteriores eran drogadictos, dejaron mucho material regado por toda la estancia, crack de mala calidad, seguro vendían en los colegios cercanos. La última casa es lo que su jefe llamó: -Ahora vamos a la casa de la loca del candil, tiene obsesión con los olores, siento orinar a un perro a 10 kilimetros a la redonda, grita como una condenada en el infierno y hay de tí si dejas sucia la cocina, tiene un repertorio de camionero en Alaska.

Extenuante, limpiar la casa de la loca del cándil es algo indescriptible, ignoro como hace para filmar tip-top y estar pendiente de la limpieza al mismo tiempo. Lavamos todos sus miados, por lo visto tiene problemas en le vejiga, se cambio calzón unas diez veces mientras estuvimos, pero además no paraba de reír a causa de tanta marihuana que se empotraba. En asuntos de limpieza es una dicha, dinero constante y sonante, nada de plástico, encuentras personajes, cada hogar es un planeta con sus propios sociopatas gobernando. Al terminar, mi jefe se quedó con la loca del cándil, cada venus tiene su propia orbita y campo de atracción, el disfrute lo define el mal o gusto o el buen sabor, como dice la mamá de Elijah, Dios la conserve con vida en los arrabales de Venezuela.

En la computadora: Orwell se comunica con Elijah, ella emana bellas palabras, es un compendio de la RAE: -Hijo de tu puta madre ¿Porqué me ignorabas? Cabezón ordinario, sopla polvo, bichucha doblada a la izquierda, chupa mocos ¿No te das cuenta que estoy hambrienta?

-Elijah, enjendro de las gorgonas, aborto de una lamia, ¿Puedes calmarte mi bello vientre de penetración?

-¡No me calmo hijo de perra! Ven lo más rápido que puedas o Neptuno no tendrá un buen lugar para enterrar tu cabeza.

Serpentis comienza a estirarse, abre los ojos y mira a Orwell que está emocionado en la computadora. Se levanta y se va en busca de algo para poner en el estomago, anuncia que debe poner energía para funcionar bien.

-¿Cómo te sientes? -Pregunta Orwell

-No se, intento saber cual es la química de este cuerpo, lo que llaman cabeza es incomodo, por lo visto esta fórmula, más alcohol y otras rarezas, arruinan esta especie. ¿Puedes darme algo para calmar este ruido?

-Está bien, puedo darte leche con cereal, eso calmará tu estomago. ¿Tienes nombre?

-Seguro el cuerpo tiene nombre y la dueña no lo recuerda, ¿Cómo deseas llamarme?

-¿Qué tal Serpentis? Si tuviera una hija así la llamaría ¿No crees que las serpientes son bellas?

-Si se parecen a tu Elijah, son bellas para ti. No conozco lo bello, solo quiero conocerte, pareces un ser humano ocupado en una idea, ¿Qué haces?

-Deseo ser escritor, pero la gramática no se me da bien, tengo que ganar dinero para Elijah, comer. Por eso no busco trabajos estables, no puedo escribir domesticado en un solo lugar, tengo que conocer otras cosas… no se si entiendes, una chica drogadicta poco puede entender.

-El cuerpo es de alguien que estaba tirada en el suelo, pero mi luz interior viene de un lugar que mencionas en tu mente y que no puedes ver desde acá, pocos humanos han logrado conectarnos durante miles de años, tú eres uno de ellos.

-O sea ¿Mi obseción por escribir me hace imaginar alienigenas?

-No soy alienigena, solo alguien que viene de un rincón que no puedes ver y acaso logres conocerme un poco.

Orwell piensa que la chica está un poco chiflada, pero es mejor que tener a Elijah hablando de la chiplotería y toda la jerga del trabajo, en los últimos días tiene acento colombiano. No es que el venezolano sea la gran cosa, pero por lo menos era familiar.

-Mami, ¿porque usas palabras feas para escribir?

-Mita, es que Orwell es un tipo común y corriente con deseos de escribir, pero si solo se mueve en el bajo mundo su inspiración no dará para más, es como su capital social y el simbólico es rico en medio ambiente, seguro estudió para medio ambientalista, son los únicos que nunca encuentran un empleo estable y desarrollan poca inteligencia.

-Mami ¿Porqué no buscas una amiga con casa junto al mar para que escribas? He visto que las mejores escritoras escriben junto a la playa, con una vista de sol naranja sobre los umbrales de sus casas.

-Y terminar presa, detenida y sin pasaporte? No manches Mita, que si escribo en mi país no puedo andar jodiendo con el asunto de la gallina-revolución, lueguito me ponen en un gallinero y encima todos desconfiando de mi porque saben que no tengo apartamento con vista al mar, a esos lugares solo vas a que te recluten, siempre sale una loca del cándil o un vetereno con birretes de la época de Fidel Castro. No, esa ronda no va conmigo. Sigo siendo escritora solitaria, tu serás mi única lectora y yo seré tu carga trasero mientras llega el invierno, después volaré al sur en busca de un bosque solitario y la compañía de la perra.

-Mami, perdona, te pones triste cuando te acuerdas de la Freyja, pronto tendrá sus perritos y ni siquiera puedo conocerlos, mamá y papá dicen que es un país peligroso incluso para tí… Vamos, no llores.

.Si no lloro Mita, solo es que a veces Freyja se resiente por mi ausencia y me ignora.

-No me des la espalda, sigue escribiendo con tus malas palabras, no le contaré a nadie.

Basura universal

¿Cómo es la nave de serpentis? Los científicos y sabihondos de la nasa se inventan diferentes diseños inter-estelares, si tienen comunicación con algo, es lo más atrasado del universo. La nave de serpentis es una pequeña piedra transparente, en ella puede alcanzar una libélula de unos 5 centímetros, ella es información pura, una chispa de energía que puede viajar por todo el universo, según se lo indique su mapa. No encontró nada más interesante que ese humano. ¿Cómo encontraré algo parecido a la rarita que vive con él? Ya… Mira el cuerpo de una drogadicta, con un enorme suéter negro, jeans ajustados, botas de cuero, un pelo rostizado, cagada y vomitada… Es lo que más se parece a Elijah (A poco piensan que buscaría a una mujer parecida a Emma Watson, ser extraterrestre no te convierte en enajenada come modas).

Orwell encuentra a su paso el cuerpo de la joven drogadicta, está jovencita, debe tener edad para ser su hija. Mal día, la llevará al sotano que le prestaron mientras encuentra empleo. La deja en una alfombra, cierra con llave y se va rumbo al contacto de trabajo.

-Me dijeron que busca un mecánico.

-El puesto de mecánico está ocupado, pero tengo un amigo que necesita ayudante para limpieza hoy ¿Te animas?

-Cualquier cosa que de dinero.

Orwell empieza por lavandería, esta modelo cubana es tan cochina como la boca de Niurka, deja los calzones tirados por todas partes, son un ecosistema extraordinario de bacterias y hongos, están blanquecinos y hediendos a orín, semen, mierda. Pone guantes en sus manos y recoge toda esa basura de ropa, la pone en la lavadora, luego se va a la habitación de los niños, más cerdos que la madre, tienen comida podrida bajo la cama, ropa sucia tirada por todas partes. Recoge en una bolsa y la pone en espera para la lavadora. Pregunta: -¿Qué hago jefe?

-Ve a limpiar la cocina.

-¿Quieres que limpie la base de los gabinetes?

-No te pongas tan dispuesto, luego estas viejas quieren que limpies todo por menos dinero, haremos lo de siempre, por encima y no te arrastres en el piso. Ahora callate que ahí viene Eyleen.

Orwell la observa de reojo, ¿modelo?, está toda careta, con manchas negras como una apache, ¿Acaba de salir de una serie de alienijenas? Para su edad tiene una piel flacida, n tetas y nalgas caídas, además, los mira con desprecio.

-Jefe limpio la base del gabinete, está sucia?

-Limpie bien todo, -dice la cubana-

Orwell la ignora. ¿Quien dice que esta gente te ve como personas? Ellos solo quieren sus casas limpias, no les preocupa quien eres, de donde vienes, si hay que arrastrarse a limpiar su mierda tú lo haces, para eso pagan. Viniste a este país por el sueño americano, sus dólares, no busques simpatía gringa, no existe. Es como aquella frase de alguna película: Que quieran hambuerguesas no significa que deseen conocer la vaca. Si tienes que arrastrarte, solo piensa es por el dinero, no te estás humillando, no saben que existes como ser humano, peor aún, ignoran su propia existencia fuera de sus amadas y costosas casas de cartón (A poco creen que sus palacios son castillos medievales), son casas de material liviano, interiores de cartón barato pintado como casas de muñecas. Se parece a la casa de mamá, cuando mandaba a poner un cancel de madera barata y luego lo forraba con periódico, así vivimos muchos años, en una habitación de papel, eso nos convirtió en ilustrados.

-Terminaste toda la ropa Orwell?

-Si, ¿qué harás ahora?

-Hay que doblar los calzones de Eyleen, ordenarlos en su gabinete.

-Suerte hermano, será la única manera que le acaricies el venus con olor a perfume de ropa, de otra manera tendrías la suerte de papá, perdido en el amazonas de venus.

Camino a casa, recuerda a la chica que dejó en el sillón… la encuentra bañada y metida en la cama, duerme como un ángel, se ve tiernamente bella ¿Cuál será su nombre?

En la computadora: Constelación de la serpiente, aquí Orwell, informo que la carga ya va en camino, regresamos a Neptuno. Androide Hong Kong duerme y ronca como un gorila, permiso para desconectarla.

-Permiso concedido.

¿Cómo sería la vida si fuese un terrestre normal? Trabajaría como mecánico de naves espaciales seguramente, tendría un bonito hogar en una ciudad campestre, un perro no estaría mal. Pero apenas si recuerdo mi infancia con papá y mamá en las fábricas lunares, era como cualquier cualquier cuartel de indigentes. La buena vida, si es que existe, debe una burbuja de oxigeno artificial con un montón de mentiras que te venden en el mercado, vinos caros, papel higiénico suave, carne con ética orgánica, gente limpiando tus pisadas y de pronto desapareces, eras parte de la película para distraer a otros, al fin, todo se convierte en polvo universal.

-Mami, deja de escribir, llevame a mecer en los chinos.

-Te pesa el culo Mita, ojala no se rompan las cadenas.

-Eres grosera, mamá se va a enoja si te escucha.

-Eres lo más bello que he conocido en este planeta, asì que aguante mis bromas, de todos modos no dejarè que te rompas el culo.