Bautizo

Sorry Mita, dónde manda capitán no manda marinero. Mamá mando a traer ese vestido como si te vas a casar. Encima papá te carga y yo te veré de lejos, viene toda la jerarquía real a tomarse fotos contigo para hacerse marketing de padres y abuelos respetables, para quitarse el hedor a viejos rabo verdes.

Eres víctima de tu afición y no puedo hacer nada.

Que carajo está cultura gringa mami.

Los instintos (“corazonadas”) nunca serán infalibles, pero con la práctica pueen convertirse en guía importante

El científico David Robson, se preguntó en la BBC cuán poderosa es la intuición y cuándo conviene confiar en ella. El juego de azar de Iowa (de laboratorio) y la inteligencia emocional son señales que no deben reemplazar al pensamiento analítico.

Los instintos (“corazonadas”) nunca serán infalibles, pero con la práctica pueen convertirse en guía importante

Mensajes para normales

Dormí, dormida te miro y me enseñas el universo. El universo somos nosotros y tú regazo es la energía dónde me sumerjo. La espiral infinita de todas mis alegrías. Reía, siento el sabor de los chicles llenando mi boca, es tu beso… Soy tu energía acoplada a nuestro sexo.

Trascendió… El universo es infinito como la línea de mi corazón en todos tus nocturnos.

«i will come to see you again» – Nayana Nair

Reblogueo en Luna

it rains in my heart

.

and when i come to meet you
there are oranges buried in snow
and grenades in fruit bowls.
there is your smile that is locked
in a room filled with flammables
your new bedroom
you tell me as you turn away.
i take steps towards this ruined shrine
and a ghost, wearing all the dead roses of our world,
holds a spear of your name against my chest.
i step back and follow your cold body
through the corridors buried in rain.
you stop suddenly and say something
but miss it as i rush into you,
through you,
through the fragile wall and doors
of another breaking dream
and i am here again, alive and distraught
under this comfortless ceiling of reality.

Ver la entrada original

La última noche de Hipatia

Cuatro son los elementos que constituyen la materia y construyen la geometría. Todos hermosos, proporcionados todos: hexaédrica la tierra, icosaédrica el agua, octaédrico el aire, tetraédrico el fuego. Todos perfectos y regulares todos. Y cada uno de ellos, tierra, agua, aire y fuego, puede en su especial simetría desgajarse en triángulos para recomponerse también en […]

La última noche de Hipatia