¿Quién los entiende?

Estas son las 10 pinturas de Latinoamérica más caras del mundo

Vino el hombre blanco a exteminarme, porque todo lo que no conocía era obra de Satanás. Ahora me pintan porque soy obra de Dios, soy su inspiración, fuente de riqueza, pero me despojan de la tierra, de mi idioma y mis dioses. ¿Quién entienden a estos lastimosos seres humanos que viven en cuevas de hormigón y concreto?

Holocausto

The Cursed Paintings of Zdzisław Beksiński | Article | Culture.pl

-¿Quien dijo miedo? Juntos hacemos la fuerza.

-La fuerza de pujar o la fuerza de esperar?

-La fuerza de esperar, ya llegarán mejores tiempos y estos polacos nos recordarán por lo robado.

-¿Alguno cree en la reencarnación?

-No, los judíos no tenemos nada de eso en el Torá, en realidad somos materialistas.

-¿cómo va a regresar a cobrarles a los polacos?

-Ya llegará Mircea Eliada con su eterno retorno, ni resurrección, ni reencarnación, retornaremos al origen.

-¿Alguien tiene un cigarro?

Mujeres y diosas

Qué diosas habitan en ti? - Julia Almagro

Hubo un tiempo sin memoria, Dioses y diosas bajaban a visitar a los seres humanos, amplios salones eran habilitados para su visita, donde podían ser atendidos. Sacerdotes y sacerdotisas de todas partes acudían a estas grandes convenciones. Con la época de la memoria Diosas y Dioses dejaron de visitar a los seres humanos. Ignoramos lo que sucedió para que dejaran de frecuentar el salon de las convenciones.

En la actualidad las mujeres se autodenominan diosas (Te lo dije chaucito, en el futuro las bevandas que disfrutas, serán llamadas diosas latinas), lo que estas mujeres ignoran es lo que cada diosa representa y lo que significaban para el desarrollo espiritual de la humanidad. No era el simple placer de desnudarse frente a un selfie.

El arte abstracta chida

Retrasos en el desarrollo de los niños | Understood - For learning and  thinking differences

Mi mami se va a poner contenta con mi obra de arte abstracta, me va a decir:

-!Qué Chido moneca!

Entonces yo aprovecharé y le diré:

-Comprame un helado.

Y sino compra el helado, diré que no aprecia mi arte y sino aprecia mi arte es que no le importa y ella muy chida me comprará un helado de chocolate. Yo muy chida haré arte abstracto con mi ropa, ella muy chida lavará el fin de semana; así comenzaré otra obra de arte para que me compré un flan de coco… Las dos somos chida ¿verdad mamá?