No vemos en el futuro

-¡Nos vemos en el futuro¡

Alejandra escuchó aquella frase, la voz de aquel hombre resonó en su cerebro, parecía decírlo a ella. Volteó y se alejaba, lo había dicho a otra persona. Tenía muchas noches soñando con él, en alguna ocasión despertó sintiendo que la miraba con ojos dominantes. Aquella imagen la siguió el resto de su vida.

Ella no recuerda cuando adquirió la habilidad de ver hacia el futuro, lo hacía en sueños, cuando caminaba, sabía sortear los riesgos de forma innata, como si hubiese nacido extrañamente diferente, aunque habían mujeres parecidas a ella, no solían ser tan exactas en sus visiones. Esperaba algo, el concilio, fue invitada mucho antes de verlo a él, pero antes debía ser preparada para estar en la mesa del cordero, como le dicen estos extraños seres, es otra dimensión.

Desde que él llegó, han sucedido demasiadas asuntos que parecen separarlos, pero él sigue presente en sus visiones. Ella intenta alejarse del centro de gravedad donde orbita, pero la atrae con más fuerza, los acontecimientos son un vórtice que la atraen aunque esté a mucha distancia, todo se confunde, es un agujero negro, sin embargo puede mirarlo, saber hacia donde se concentra la energía y donde se disipa. Hablando de las estructuras disipativas, decían que en la calle de Gilbert en el año 69, avenida 04, todo eran casas antiguas y lugares peligrosos, de tal forma que los vórtices del conflicto de la turbas afrodescendientes se daban en ese punto y no en otro, lo único capaz de disipar aquello eran los torneos de pelota que se daban los parques improvisados, no importaba la magnitud de la pelea, todos se dispersaban para ir a jugar. Esto a manera de ejemplo, la unión del espacio-tiempo tiene un vórtice especifico, es ese y no otro lugar donde es posible unir el pasado y el futuro, en un presente impreciso, la dispersión solo es posible si otra fuerza mayor se acerca y cambio el centro de la gravedad.

Durante el año 22 se calcula que 150 personas han sido enviadas a diferentes destinos, los universos múltiples han sido descodificados y ya es posible navegar, con rutas de ida y retorno. Lo mas difícil es la comunicación entre los viajeros o viajeras, la telefonía celular es obsoleta o simplemente inservible para este tipo de comunicación, es una energía diferente y cada uno tiene incrustada un shift que se alimenta de energía humana que se produce en cierta área del cerebro, es precisamente la que permitía a ciertas sociedades como las mayas, judías, asiáticas, viajar en sueños. Es una energía poderosa, que solo puede ser utilizada con esos fines.

Esta ciencia no es nueva, conocida por los Vedas de la India, un científico inglés aprendió con ellos, que una vez que un ser humano lo había logrado, otros seres humanos similares podían hacer lo mismo en cualquier parte, es lo que llamó la resonancia morfogenética, códigos comprensibles solo entre mismas especies. Los Vedas no le dieron a conocer el tipo de energía, quienes han logrado controlar esto no pueden hacerlo extensivo a la ciencia como la humanidad la conoce, la paranormalidad avanza sin ser vista. El concilio se acerca y obviamente, ya está demostrado que el tiempo es una variable económica, aunque el placer es momentáneo, es necesario para viajar a otras dimensiones. No es preciso concentrarse en el placer, sino en los eventos necesarios para que esto suceda.

Nuestros viajes se realizan tomando en consideración el calendario hebreo, que al igual que el asiático funciona con un ciclo de 250 años terrestres, calculados según la luna tierna y el sol, de tal forma que el año 571 coincide con el 332 y algunos encuentros han sido realizados en la Sinagoga de Charpentier en Francia construida en el año 1367, considerando que inicialmente debía ser invisible al paisaje urbano. Sin embargo cuenta con las características especiales que debe tener un portal multidimensional, de ahí su importancia.

En ocasiones solo te guían las coordenadas, aunque durante las guerras son la principal causa de muerte entre las tropas amigas, debido a que son cálculos que no toman en consideración la fuerza del viento, la gravedad y la poca exactitud que este sistema ha tenido. Edith, una de nuestra amigas opina que es más eficiente un ventilador 50589, que este sistema de coordenadas para llegar a cualquier espacio programado. Los drones resultan ser más eficientes porque pueden ubicarse a escasos metros de las fuerzas vivas, sin embargo su puntería iría uno a uno y no de exterminación masiva, por lo tanto, juega con las emociones, es posible evadir a los drones.

Aunque no es despreciable trabajar con algunas coordenadas, los datos son importantes siempre y cuando tengan algún significado, en la latitud 23 y longitud 08, nos ubicamos en la frontera de México con Guatemala, zonas de encuentros interdimensionales y mucho saber sobre energía cósmica. Pero si estuvieramos en la 23″71 estaríamos en una calle de New York, con lo cual sería necesaria pensar en la cercanía de una biblioteca o museo, que son lugares de encuentros. Seguramente que 23″08-71 nos darían un estimado para valorar dos espacios de interacción.

Lo anterior es solo un ejemplo, los mapas interdimensionales no funcionan de esa manera, pero no existe otra forma de explicarlo en términos de ciencia humana. Estos encuentros están relacionados con otro tipo de estrategias a largo plazo, que en realidad se mueven con ciclos naturales, son parte del todo y según la lógica del universo.

Alejandra siente que los años han pasado a la escala de un pulpo, con sus ocho ojos y ocho cerebros, resolviendo algoritmo inusuales, que apenas tienen resultados a nivel cetáceos, no es tan sencillo. Sigue pensando en la fuerza de atracción que ejerce la constelación de Perseo, rebautizada en el año 1603 por Johann Bayer, en México. Esto afecta los viajes, no es lo mismo conocer las constelaciones según el cristianismo que con la mitología griega. Con lo cual se trastornan los mensajes… Alejandra prefiere sus bitácoras en hebreo, aunque algunos se enreden, total, son para ella y sus propias interpretaciones, el santo sepulcro es un buen lugar para pensar o la barca de San Pedro, aunque Cefes lo hace muy bien cerca de María Magdalena.

Algún día, Perseo dejará de perseguir a Medusa y conocerá a María Magdalena, es así como las dimensiones se cruzan y la historia transgrede, para crear algo nuevo. ¡Nos vemos en el futuro!

5 comentarios en “No vemos en el futuro

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s