Por ahí va el asunto

Investigación sobre las Trabajadoras Sexuales | Uniandes

Es muy probable que muchas personas no escogen la vida que desean, por alguna circunstancia se ven envueltas en situaciones que no sospechan que las llevarían a un camino sin retorno. Es mi caso, una noche trabajaba arduamente en un informe, cuando fui llamada para asistir a una fiesta, un alto comandante de la guardia requería los servicios de una joven educada. Fui a la fiesta, consideré que era parte de mi trabajo, sin cenar y con muchos cigarros durante el día, el resto lo hicieron las cervezas. Terminé desgajada en los brazos de aquel señor con bigote de cantinflas.

No tengo absolutamente nada contra los militares, es que tienen poca paciencia con el cortejo, aquel sexo fue bastante corto y poco romántico, ¿qué esperas? -nada Rebeca, esto es lo que hay- me dije. La propaganda corrió por los pasillos y empecé a ser la invitada frecuente de fiestas, reuniones, charlas, bebiatas. Alguna vez tuve que quedarme con un comandante guerrillero, en otra fue con un calvito de la inteligencia, todos de complacerse rapido, hablar hasta por la punta del dedo gordo del pie. Nunca entendí sus conversaciones estupidas, ni su afán por rodearse de mujeres jóvenes que además éramos subalternas. El camino de la prostitución me fue fácil, había comida en casa y podía salir a mi antojo a otros lugares, en busca de sexo con un poco de amor romántico. A las prostituas también nos gusta sentirnos amadas y entregarnos por el placer de conquistar a un feliz estropajo, porque los hombres son estropajos necesarios en la vida ocupada de una mujer indecente.

No sabes, que eso de ser una especie de María de los guardias, te trae mala reputación. Con la edad aprendí que la mayoría de los hombres me miraban con desconfianza, el cambio de poderes te hace perder clientes, el sistema de cobro se hizo diferente. Decidí hacerme un pérfil distinto, ya no sería prostituta, sino concejera psicosexual. Esto le dio un giro a mi vida, muchos clientes pasan por mi cama en busca de consejos saludables, obvio, a veces solo conversamos, dormimos o tomamos una cerveza.

Comencé sin pensarlo, por inercia, era en lo que caíamos muchas mujeres con poca experticia en la administración de ese tipo de sistemas. !Miércoles! hablando de sistemas ¿alguien sabe que las partículas son un sistema muy inestable? La ley de gravedad por lo visto funciona de forma distinta para estas pequeñas cositas, la fórmula cambia y en ese caso el acoplamiento estructural es un desbarajuste sin precedentes. No tomé en consideración esto, el acople estructural de mi inocencia en una edad donde era susceptible de malearme, claro, algunas partículas son maleables, no todas.

Por ahí va el asunto…

5 comentarios en “Por ahí va el asunto

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s