Como enfrentar el dolor

Escucho la misma música, dicen que sanadora, pero cada vez que entro a la habitación siento que una noticia trágica me persigue. Veo a Aníbal en mi sueño, tengo que atender a otras personas, Anibal me espera para comer y tomar café, está triste. Es igual, cuando el trol tomaba café y luego murió su hermano. Pero no soñé nada cuando una mañana miré la noticia más odiosa.

Hoy encendí nuevamente la compu, puse la música, anoche soñé que Aracely miraba hacia la casa con tristeza. Pensé que la música un día de estos sonará y llegará la noticia trágica. Lo siento, la noticia entra y a pesar de todo, no me alegra el dolor ajeno. Recuerdo que el domingo las hermanas me preguntaron: ¿Por quien deseamos que oremos? -Por la paz espiritual de mis hijos, creo que se avecinan días difíciles.

Suena la música, la noticia es trágica, esto cambiará mis planes y asistir a la lenta despedida. Cuestiones inexplicables, lo que la tecnología no identificó la semana pasada, esta semana todo ha cambiado. A veces otros ojos ven mejor que las miradas cercanas, de lejos vez mejor lo que sucede dentro.

Es una música calma, pero algo siniestro hay en ella y por más que la cambio, la computadora vuelve a ponerla, un día tras otro, durante dos semanas.

Son días de huracán como en otros años y parece no terminarse esta cadena de acontecimientos extraños, un dolor tras otro y una tregua que no llega. Las hermanas decían: «El sufrimiento no termina, lo único que puede hacer, es decidir como enfrentarlo.

Cantico delle Creature

Il sasso nello stagno di AnGre

Altissimu, onnipotente, bon Signore,
tue so’ le laude, la gloria e l’honore et onne benedictione.
Ad te solo, Altissimo, se konfano,
et nullu homo ène dignu te mentovare.
Laudato sie, mi’ Signore, cum tucte le tue creature,
spetialmente messor lo frate sole,
lo qual è iorno, et allumini noi per lui.
Et ellu è bellu e radiante cum grande splendore:
de te, Altissimo, porta significatione.
Laudato si’, mi’ Signore, per sora luna e le stelle:
in celu l’ài formate clarite et pretiose et belle.
Laudato si’, mi’ Signore, per frate vento
et per aere et nubilo et sereno et onne tempo,
per lo quale a le tue creature dài sustentamento.
Laudato si’, mi’ Signore, per sor’aqua,
la quale è multo utile et humile et pretiosa et casta.
Laudato si’, mi’ Signore, per frate focu,
per lo quale ennallumini la nocte:
ed ello è bello et iocundo et robustoso et forte.

Ver la entrada original 541 palabras más

Las frases más destacadas de Ernesto Sabato, a 11 años de su muerte.

El novelista argentino se destacó por su visión existencialista plasmada en sus obras y personajes; a lo largo de su trayectoria sobresalen algunos dichos que vale la pena repasar. El último 30 de abril se cumplio un nuevo aniversario de la muerte del escritor Ernesto Sabato, nacido el 24 de junio de 1911 en Rojas, […]

Las frases más destacadas de Ernesto Sabato, a 11 años de su muerte.

Instrucciones y Alarmas (Vittorio Sereni)

Decían los generales

mimetizarse desaparecer

confurdirse amalgamarse con el suelo

hacerse una vida de fronda

y jamás amarillarse.

Mas el alma ¿De que follaje

se vestirá para escapar

a la muda no vista observación

del ojo que descubre en cada uno

destellos de remordimiento y nostalgia?

Si pasa la rugiente destrucción

seamos cuerpos aplastados

rostros vueltos a lo alto sin honor.

Vittorio Sereni, tre poesie da Gli strumenti umani

Il sasso nello stagno di AnGre

citta

Vittorio Sereni, versi da «Gli strumenti umani»

*

Viaggio di andata e ritorno 

Andrò a ritroso della nostra corsa
di poco fa
che tanto bella mai ti sorprese la luna.
Mi resta una città prossima al sonno
di prima primavera.
O fuoco che ora tu sei
dileguante, o ceneri confuse
di campagna che annotta e si sfa,
o strido che sgretola l’aria
e insieme divide il mio cuore.

~

Fissità 

Da me a quell’ombra in bilico tra fiume e mare
solo una striscia di esistenza
in controluce dalla foce.
Quell’uomo.
Rammenda reti, ritinteggia uno scafo.
Cose che io non so fare. Nominarle appena.
Da me a lui nient’altro: una fissità.
Ogni eccedenza andata altrove. O spenta.

~

Intervista a un suicida

L’anima, quello che diciamo l’anima e non è
che una fitta di rimorso,
lenta deplorazione sull’ombra dell’addio
mi rimbrottò dall’argine.

Ero, come sempre, in ritardo
e il funerale a…

Ver la entrada original 380 palabras más

El anciano de Kilambé

Érase una vez… así comienza los cuentos sin tiempo, había un anciano que vivía con su hijo en la cumbre de un cerro, conocido como Kilambé. Escuchabamos la historia, mirábamos hacia el cerro todos los días, sabíamos que estaba cuidado por aquel anciano que solo tenía la compañía de aquel joven muchacho. Pero nada pasaría al cerro, de donde salía el agua que tomábamos abajo. Mi tío Tabo lo conocía, a veces subía al cerro a dejarle carne, leche, café, dulce, todo aquello que el anciano no obtenía de la montaña. Mi tío decía que el trabajo del anciano era importante, porque cuidaba la fuente del agua. Ninguno de nosotros conocía la fuente del agua, pero ahí estaba, porque todas las aguas corriente abajo salían del cerro, por el norte, al sur, al este, al oeste.

Llegó la guerra, la guardia no subió al cerro, mi tío les dijo que ahí solo vivía el anciano que nos cuidaba el agua. La guardia respetaba a mi familia, así que nadie subió al cerro. Pasó la guerra y solo quedaron los nuevos soldados. Un día el agua empezó a bajar llena de sangre, habían subido los nuevos guardias, asesinaron a la familia de los López, porque alguien dijo que no eran afines al nuevo gobierno. Mi tío no dijo nada, llegaron otro día y mataron a otro de mis tíos, el agua se estaba secando y la poca que bajaba llegaba teñida de rojo, después fue otro de mis tíos. El agua se fue secando y la vida de mi abuela se puso triste, los animales empezaron a huir y muchas familias se fueron antes de unirse a la corriente.

Un día los nuevos guardias subieron al cerro, alguien les dijo que el anciano escondía a unos rebeldes en su casa, pero solo encontraron al anciano y cuando el muchacho intentó buscar ayuda, ya era tarde. Un tiro en la cabeza de él y su padre dieron cuenta de sus vidas. La fuente se secó, ya no hay quebradas, ni manantiales en el valle donde viví, mi abuela murió de tristeza y yo hice mi primer poema, lleno de rencor y esperanza, pensando en aquel anciano que vivía para alegrar mis mañanas, yo estaba segura que mientras el viviera en el cerro nunca nos faltaría agua. Pero los guardias no entienden de esas cosas.

La revolución se llevó el agua, el anciano, a mis tíos, a mis hermanos, cortó los árboles, se quiso robar la esperanza, pero estaba escondida en la fuente que nunca vimos y de alguna forma se escapó, es forma de letras y trinos… Había una vez y desde entonces todo cambió.

Benedicto y la compañía de Jesús

Algunas lecturas que me satisfacen, se relacionan con la actividad diplomática del vaticano. Desde que fue electo el papa Benedicto, tuve cierta curiosidad de las razones para su elección. Alemán, hizo su servicio militar en la segunda guerra mundial, después continuó sus estudios en el sacerdocio. Me inquieta conocer porque eligió el nombre de Benedicto, ya que del primer Papa Benedicto que solo estuvo cuatro año y unos días en el cargo, poco se sabe. Aunque en el la enciclopedia de la Iglesia debe haber información.

Se le conoce como uno de los papas menos simpáticos, por mucho lo aventaja el papa Francisco, que como buen Argentino tiene el arte de convencer con sus palabras al pueblo.

En esto de estudiar al Papa Benedicto, creo que haré una especialidad en su vida, encontré que en su primer Angelus mencionó el martirio de San Estevan, quien fue lapidado por orden del Sanedrin frente a Saulo, quien aprobó la muerte. Hay un discurso de San Estevan en el libro de Hechos, sin embargo se cree que él no dijo todas esa palabras. Literalmente Benedicto dice: «Ayer el Señor nació en la tierra para que Esteban naciera al cielo».

En el segundo Angelus exhalta la actitud de San José, sabiamente explica que en San José no hay que reconocer el linaje de Jesús, sino su silencio y dice: Dejémonos «contagiar» por el silencio de san José. Nos es muy necesario, en un mundo a menudo demasiado ruidoso, que no favorece el recogimiento y la escucha de la voz de Dios. Estar en silencio no es precisamente estar pasivo, la misión de José es cuidar de Jesús y María, lo cual asume con estoicidad y templanza. Si lo que preocupa en Lucas es el linaje de Jesús, Mateo deja claro que María viene de la casa de David, ya que se es judío solo por vientre materno. Sin mencionar eso, el papa Benedicto visibiliza el silencio de José e invita a callar de forma activa, puesto que la oración es otra forma de actuar.

En el segundo y tercer angelus menciona el espiritu de María, en el tercero menciona a san Francisco de Asis con sus voto de pobreza, Jesús se reveló en la pobreza. Literalmente dice: «Esto os servirá de señal: encontraréis un niño envuelto en pañales y acostado en un pesebre» (Lc 2, 12). Esta sigue siendo la señal, también para nosotros, hombres y mujeres del siglo XXI. Que María nos ayude a entrar en el verdadero espíritu de la Navidad.

En el cuarto Angelus, Benedicto declara a María como madre de la iglesia. María es la guía de la compañía de Jesús.

No solo se trata de describir los Angelus, estos son mensajes para aclarar la posición situada de la iglesia respecto al futuro, por lo tanto Benedicto es un hombre visionario. Una de sus prioridades diplomáticas fue Turquía, país donde se establecieron los primeros cristianos San Pedro, San Pablo, San Juan y se dice que María también estuvo en este lugar, así es como se pueden localizar algunas pertenencias de San Estevan en Rusia. Sabido es que los sacerdotes católicos hasta el 2010 eran asesinados en Turquía, con lo cual el papa Benedicto viajaba cada tres meses a ese país, para establecer convenios y permitir la libertad de religión.

¿Logros estratégicos? Turquía pidió entrar a la OTAN, pero para hacerlo se le exigió que permitiera la libertad de religión, respeto a los derechos humanos. Se comprometió a restaurar las iglesias católicas y cumplió con aceptar la iglesia católica, pero además no puede involucrarse en acciones violentas, considerando su largo historial con los otomanos.

Seguiré estudiando al papa Benedicto, que en realidad tiene cosas más interesantes a su favor y es necesario leer en su silencio la estrategia de vista larga. Por lo visto es uno de los papas que ha desempeñado un papel muy importante en los acontecimientos actuales, actuando desde el pasado. Levantando el martirio de Estevan frente a Saul y poniendo a María como madre de la iglesia.